Buscan marca colectiva para pan emblemático

Zinapécuaro y Santa Ana Mayya serán apoyados por la Canaimpa para llevar a su panadería a otros niveles; “fallo” y “quesadillas” tendrá su lugar nacional dentro del gusto de la población mexicana

La Cámara Nacional de la Industria Panificadora de Michoacán acompañará a los panaderos de Zinapécuaro y Santa Ana Maya en la integración de proyectos orientados a registrar el pan fallo y la quesadilla en la lista de marcas colectivas Región de Origen, por su antecedente histórico y procesos productivos tradicionales.

Oliverio Cruz Gutiérrez, representante de la Canainpa en el Estado, refirió que Michoacán cuenta con una amplia variedad de panes regionales o tradicionales, que su elaboración trasciende generaciones, muestra de ello es Tingüindín, que en el año 2006 solicitó registro de marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, autorizado tres años más tarde.

Expuso que el municipio y región de Zinapécuaro, que incluye a Acámbaro y Bocaneo, tiene un antecedente centenario con la elaboración de pan fallo o corriente, que se caracteriza por el proceso de fermentación de la masa con levadura, lo que le permite una amplia vida de anaquel sin recurrir a los conservadores.

En esa zona se cuenta con el registro de 100 unidades económicas dedicadas a la elaboración y oferta del producto, donde se dio origen a las famosas “acambaritas”, elaboradas por manos michoacanas que migraron a Guanajuato; es Acámbaro el municipio que actualmente cuenta con el distintivo Marca Colectiva y Región Geográfica de Origen desde los años 1993 y 2014, respectivamente.

Sobre las quesadillas de Santa Ana Maya, recordó que se trata de una galleta con toque de sal, rica en grasa vegetal, que al morderla prácticamente se deshace en la boca. Logra su equilibrio con el dulzor de la miel de piloncillo. En ese municipio, actualmente 25 familias mantienen la tradición, vendiéndola no sólo a nivel local, sino en otras ciudades del Estado para difundir este alimento tradicional.

Ante ello, comentó que además del acompañamiento de la Canainpa, se buscará establecer una alianza con los gobiernos estatal y municipales, a fin de que tenga mayor impulso e impacto el expediente en la búsqueda de los reconocimientos.

Finalmente, el panadero moreliano, con más de 27 años de trayectoria en su expendio, resaltó que la industria de la panificación en la entidad goza de prestigio por la calidad de sus productos, mantener vigentes procesos de elaboración y por la organización del gremio para su capacitación e innovación.

Ventajas de las marcas colectivas

-El consumidor reconoce calidad, características, procedencia empresarial y en algunos casos territorial.

-El consumidor tiene confianza en la marca, no teme el fraude o engaño.

-Acceso a mercados de mayor demanda de producto y mejor calidad.

-Reconocimiento y protección en el ámbito internacional.

-Son útiles para obtener financiamiento y apoyo del sistema gubernamental o privado.

-Son adecuadas para ser usadas por grupos de pequeños productores debidamente organizados.

-Reduce el gasto y honorarios por registro.

-Más productores, mejor distribución y posicionamiento en el mercado.

Fuente: El Sol de Zamora