Conforman la Cámara Regional de la Industria Panificadora

El mercado Jalisciense tiene especial predilección por el pan blanco y el birote fleiman, aseguró Mario Jiménez Robledo, el presidente de la primera Cámara Regional de la Industria Panificadora, que abarcará Jalisco, Colima y Nayarit.

Luego de rendir protesta junto con los integrantes de su mesa directiva, señaló que debido a las altas temperaturas que se han sentido en la Zona Metropolitana de Guadalajara, el consumo de pan ha disminuido en alrededor de 20 por ciento.

Dijo que el Estado de México, Jalisco y el Bajío han tenido bajas en sus ventas.

“Jalisco no se ha salvado de las altas temperaturas y eso sí ha repercutido mucho en los puntos de venta, lógicamente a nivel de producción en toda la cadena de valor”.

Producción especial de birote

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canainpa), delegación Jalisco, Carlos Otegui, explicó que aun cuando el consumo de pan dulce y blanco tiene su mercado, en el estado la producción de birote es especial.

“La realidad es que Jalisco es 100 por ciento birotero y pan fleiman, somos líderes y es la única región donde se hace, tiene un gran consumo. Se llega a exportar congelado; hay empresas como Pan Bueno que tiene certificación en su producción, y otras pastelerías reconocidas que tienen repunte porque siempre hay eventos y la demanda de los productos siempre es constante”.

Mencionó que en el caso del birote se llega a exportar aunque no en cantidades industriales, y mencionó que en California hay un negocio llamado Tortas Chago que manda pedir el birote salado de Jalisco.

“No hay una estadística, pero ahora con la conformación de la delegación queremos agrupar a todos los panaderos para tener un censo real en torno a lo que está pasando en la panificación y similares en el estado”.

Indicó que en la entidad hay empresas grandes e importantes que exportan sus productos como Gamesa, Maribel y Cuetara, que exportan grandes cantidades de galleta.

Mario Jiménez Robledo mencionó que las empresas de panificación en Jalisco son una tradición y los panaderos tienen dos generaciones, quienes logran brincar esa barrera se van al tema industrial e incluyen además de la panificación a la repostería.

“Somos paneros a nivel nacional y en Jalisco el bolillo es parte de la canasta básica… la temporada de primavera es la más baja en este rubro, quienes nos dedicamos a esto sabemos la temporalidad y nos dedicamos a exportar o a hacer productos de valor agregado con alta vida de anaquel”.

Las conchas y el picón son un pan tradicional de Jalisco.

“En Jalisco tenemos la tradición de que se desayuna y se cena con virote, y tanto éste como el pan dulce son buscados por las familias, cada uno tiene un rubro diferente”, agregó.

Se estima que el consumo per cápita de pan en México es de 33 kilogramos al año.

Fuente: NTR Guadalajara