Expertos internacionales alertan sobre uso incorrecto del etiquetado

Durante el ‘XX Seminario Latinoamericano y del Caribe de Ciencias y Tecnología de Alimentos’, celebrado en Panamá, expertos internacionales revisan el ambiente regulatorio de América Latina en materia de alimentación y etiquetado.

 

La industria global de la alimentación asume como principal reto garantizar la seguridad alimentaria de la población mundial, motivo por el cual este sector ha aumentado significativamente su inversión en las últimas décadas en Investigación y Desarrollo para poner la Ciencia y la Tecnología al servicio de la producción de alimentos.

Durante el Seminario, organizado por el Colegio Panameño de Ciencia y Tecnología de Alimentos (COPCYTA) y la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Ciencia y Tecnología de Alimentos (ALACCTA), expertos internacionales discutieron sobre el ambiente regulatorio actual en América Latina en materia de alimentación y etiquetado.

Basados en estudios como el comisionado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) titulado “Alimentos y bebidas ultraprocesados en América Latina: tendencias, efecto sobre la obesidad e implicaciones para las políticas públicas”, y en el sistema NOVA de clasificación de alimentos, concluyeron que existe una fuerte tendencia a utilizar criterios que llevan a una injustificada estigmatización de los alimentos procesados.

Al respecto, el Ing. Jairo Romero, presidente de ALACCTA, señaló que tanto el sistema NOVA como el documento de la OPS “desconocen la ciencia y la tecnología de los alimentos” y por ende no hacen una correcta clasificación de estos. Romero agregó que, al utilizar estos criterios, los alimentos procesados y ultraprocesados son tratados de manera discriminativa sin correspondencia a la realidad nutricional de estos.

Sobre el mismo tema, la Dra. Susana Socolovsky, consultora internacional en asuntos regulatorios y científicos, y presidenta de la Asociación Argentina de Tecnólogos Alimentarios (AATA), precisó que un incorrecto uso de los datos sobre la composición de los alimentos puede llevar a resultados de investigación equivocados, a malas decisiones políticas y a falsas proclamas en cuanto a salud y elecciones de alimentación inadecuadas. Dicha situación podría derivar incluso en que el 95 por ciento de los alimentos en un supermercado sean catalogados incorrectamente como ultraprocesados.

Entre sus conclusiones, la Dra. Socolovsky aseguró que el modelo de Perfil de Nutrientes de la OPS no está validado externamente, al no concordar con lo establecido por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) y no estar de acuerdo con el Codex Alimentarius de la FAO (organismo especializado de Naciones Unidas en materia de alimentación y agricultura).

Fuente: Salud en Corto (vía PRNewswire)