Ghana y Costa de Marfil gestionarán juntos exportaciones de cacao

Las dos regiones en las que se produce más de la mitad de todo el grano de cacao del planeta son Costa de Marfil y Ghana, con cerca del 60 por ciento de la producción mundial; sin embargo, no parecen tener el control de los precios del recurso.

En 2017 Costa de Marfil tenía entre manos un proyecto de electrificación de aldeas en el país, y tuvo que retrasarlo por los descensos que sufrieron los precios del cacao en los mercados internacionales. Además, se vio obligado a reducir en casi un tercio, según se explica desde Bloomberg, el precio que paga a sus 800 mil granjeros.

Es por ello que durante los últimos meses han colaborado para establecer un plan para reducir su dependencia de los mercados internacionales: coordinarán su producción y el marketing del producto, y así tratarán de ganar influencia en los precios globales. El proyecto se basa en la unión de fuerzas a la hora de producir el grano, además de la construcción de almacenes para guardar los excedentes de la materia prima. También han acordado incrementar el gasto en marketing y tratar de aumentar el consumo de esta materia en su propio país y en otros mercados emergentes, según señalan desde Bloomberg.

“Es claro que en el mercado del cacao necesitaban una organización por parte de la oferta, un cártel, para poder defender los precios en origen”, explica Javier Santacruz, economista e investigador en la Universidad de Essex. El experto destaca también que “son los dos mayores productores del mundo, pero les están saliendo bastantes competidores. Para cultivar cacao ahora se pueden crear las condiciones climáticas, en lugares donde antes era impensable tener producción”.

Además, Santacruz explica también que, “por la parte de la demanda hay un oligopolio de 3 o 4 actores. Son muy pocos compradores, con poder de fijar precios: empresas como Mondelez o Nestlé. Ese poder de mercado hace que por la parte de la oferta tengas que concentrar esfuerzos para poder tener mejores precios”.

El año actual está siendo muy diferente a 2017, cuando los precios cayeron un 13 por ciento en el ejercicio: desde enero hasta ahora los precios del grano han subido más del 30 por ciento en el mercado, siendo la materia prima más alcista entre las 34 más cotizadas que recoge Bloomberg.

Fuente: Economíahoy