Higo, tendencia que será el sabor del 2018 según expertos

El higo es la fruta más mencionada en la Biblia, y se dice que crecía en el Jardín del Edén, pero en los últimos tiempos parece que está viviendo un nuevo esplendor, y no precisamente por aparecer en un texto sagrado.

El fruto del Ficus carica ha sido escogido por la empresa Firmenich como el “sabor del año” 2018. Chris Millington, presidente de dicha compañía de fragancias y sabores para la industria alimentaria, asegura que “el higo se está volviendo cada vez más popular entre los consumidores, y los productos con este sabor han crecido más del 80 por ciento entre 2012 y 2016”.

“Con numerosos beneficios para la salud y un perfil de sabor dulce y satisfactorio”, prosigue Millington, “el higo ofrece infinitas oportunidades para inspirar a nuestros clientes y deleitar a sus consumidores en una amplia gama de categorías de alimentos”.

Lo cierto es que el higo es notable por su alto contenido en compuestos fenólicos, algunos de ellos antioxidantes, y además posee fibra y grandes cantidades de calcio para ser un fruto, además de otros minerales como magnesio, manganeso y potasio.

Pero no está de moda sólo por su perfil nutricional.

Saludable, pero ‘cool’

En realidad, lo que está haciendo que el higo se ponga de moda es que, al igual que otros frutos populares de la actualidad como el aguacate, luce muy bien en las fotografías.

Lo cierto es que el higo no deja de ser un fruto muy particular. Como explica Harold McGee en su libro ‘La cocina y los alimentos’, “el cuerpo principal es una base floral carnosa plegada sobre sí misma, con un poro abierto en el extremo contrario al del péndulo y con florecillas femeninas interiores que se desarrollan formando pequeños frutos individuales y secos que crujen como semillas”. Es como una versión al revés de la fresa: en lugar de sostener los auténticos frutos, o aquenios, los envuelve.

El higo, además, según apunta Firminich, da un aspecto “artesanal” a nuestras comidas. “Sabores tan atemporales y elementales como el higo continuarán satisfaciendo este deseo de comer algo verdadero y único”, concluye el informe.

Paradójicamente, aunque se trata de un fruto que lleva en nuestra dieta desde tiempo inmemorial, su carácter rústico ofrece cierto exotismo que triunfa en la era de Instagram.

Una fruta de verano que puede disfrutarse todo el año

Aunque, como ocurre con casi todas las frutas, es posible encontrarlos durante todo el año, el higo es una fruta de verano.

Dicho esto, hay que apuntar que la mayor parte de la cosecha mundial se conserva secando, un proceso que normalmente comienza en el mismo árbol y concluye en el suelo del huerto o secadoras mecánicas.

Higos secos

Los higos secos pueden consumirse todo el año y conservan buena parte de sus propiedades; ahora bien, como todos los frutos secos son más calóricos que su variedad fresca –tienen seis veces más energía–, sobre todo por su alto contenido de azúcar, deben consumirse con moderación.

Fuente: Directo al Paladar