Kencko, alimentos liofilizados ¡lo nuevo en Silicon Valley!

El sector alimenticio en este instante está viviendo un auge y Kencko quiere aprovecharlo. Desde Silicon Valley buscan explotar a un sector adaptado a las circunstancias sociales. Materia prima costosa, poco tiempo en una vida cada vez más acelerada y preferencia por lo saludable son los ingredientes ideales; para que proliferen startups que afianzadas en inversores buscan cambiar el mercado.

En este grupo entra Kencko, empresa de origen portugués que quiere hacerse con el mercado de zumo de frutas y verduras.

La idea de la compañía pasa por vender productos liofilizados, similar a la comida de la NASA. Bolsas de frutas o verduras, agua y un vaso donde mezclarlos  sería suficiente para en cuestión de segundos tener la dosis diaria requerida del producto.

Antecedentes

La idea de revolucionar el mercado con productos alimenticios innovadores no es de ahora. Yéndose décadas atrás aparecen compañías como Joylent, Soylent y Jimmy Joy que ofrecían alimentos en polvo. ¿Lo resaltante? Con una dosis de estos, se podía cubrir las necesidades alimenticias del humano promedio.

Más adelante surgieron las famosas barras energéticas que hoy día se siguen comercializando. Pero como se ha invertido en ideas que han cambiado el mercado para bien, también se ha invertido en ideas de dudosa procedencia.

Pero uno de los desfalcos a la industria más grandes ha sido JuicEro. La máquina exprimidora de zumo que consiguió financiación por más de 120 millones de dólares. La máquina que costaba cerca de 700 euros e incluía WiFi, resulto ser una estafa.

El mismo zumo que se podía exprimir con la maquina se podía exprimir con las manos en menos tiempo. La compañía quebró en 2017.

Kencko

De origen portugués, la empresa tiene sede en los Estados Unidos y con su idea ha calado en Silicon Valley. Busca hacerse con el mercado de los zumos de frutas y verduras ofreciéndolas en formato liofilizado, similar al que usan en la NASA.

Kencko busca hacer más accesibles las frutas y verduras al consumidor, buscando que la salud se vuelva parte del día a día. Sus productos no contienen conservantes ni azucares, desde la startup  dicen que sería lo más cercano a consumir fruta fresca.

 En Estados Unidos, donde conseguir fruta fresca puede ser especialmente difícil tanto por el dinero que se invierte como por el tiempo, la idea puede resultar beneficiosa. Hay que analizar qué tan factible resulta su aplicación en zonas donde los vegetales y frutas están accesibles al público.

Sea factible o no, la idea de Kencko le valió el ingreso al Techstars de Londres. Tomando el dato de que la compañía se fundó en el mes de marzo de 2018, hace algunos meses, la idea toma fuerza.

Una buena idea, pero con cuidado

Aunque la OMS recomienda el consumo de 400 gramos de frutas y verduras al día, pocas personas siguen la pauta. Es posible que siguiendo una dieta a base de frutas y verduras se reduzca el riesgo de adquirir o desarrollar ciertas patologías; pero esto no debe ser un sustituto absoluto de los medicamentos prescritos.

Fuente: El periódico digital